Villa de Orgaz> Vida y costumbres > Folklore > Fiestas

Villa de Orgaz

FOLKLORE

Fiestas

San Antón
La Candelaria (Arisgotas)
Carnavales
Los quintos. Romería de Villaverde
Semana Santa
La quema de Judas
Ferias y fiestas del Cristo de la Fe (Arisgotas)

Fiestas de la Primavera
Fiesta de Santa Rita
Corpus Christi
Noche de San Juan
San Cristóbal
Ferias y fiestas del Cristo del Olvido
Virgen del Soccorro


San Antón

Fecha de celebración: 17 de enero, festividad de San Antonio, Abad, patrono de los animales.

San Antonio Abad, conocido como San Antón, es el patrono de los animales, y siendo Orgaz un pueblo agrícola y ganadero, necesariamente su fiesta ha sido siempre muy importante, celebrandose por todo lo alto y con la participación y entusiasmo de todo el pueblo. Una imagen del santo se venera en el templo parroquial.

Esta celebración seguramente tuvo sus origenes en una fiesta pagana, como tantas otras, y muestra todos los rasgos típicos de una celebración del solsticio de invierno: las hogueras, la quema de cosas viejas, y la bendición de bestias y ganado.

En Orgaz la celebración comienza en la víspera del dia de San Antón. Por la noche se  encienden en los barrios  las luminarias , que son hogueras de leña en las que se aprovechaba para quemar los trastos viejos. El protagonista de esa noche es el fuego, que tiene una doble significación: por un lado como elemento protector que sirve para alejar maleficios y malos espíritus y por otro como elemento regenerador que trae la purificación y la vida.
En la plaza del pueblo, el Ayuntamiento colocaba cargas de leña suficientes para encender la luminaria más grande.
Actualmente es costumbre que los vecinos, reunidos en torno a la luminaria, hagan y coman las típicas migas al calor del fuego.


Una luminaria de San Antón. Año 2003. Foto: Santiago Gómez

El día del santo por la tarde tenía lugar la bendicíón de piensos y animales.
En la plaza se congregaban los labradores y los gañanes de las casas grandes con sus mejores caballerías, así como los pastores con una muestra de sus ganados, y otros animales.
El Sr. Cura , revestido convenientemente, se colcaba ante la puerta de la iglesia frente a todos los congregados, y desde allí hacía unos rezos y bendecía con agua bendita a los animales y a los piensos que sus dueños habian allí depositado.


Bendición de piensos y animales

A continuación se organizaba una comitiva con todas las caballerias y animales para hacer por tres veces un recorrido festivo por las calles del Barruelo, El Muro, Campana, Alonso del Pozo y la Plaza, lo que se conoce como las "vueltas de San Antón".


Preparados para comenzar las Vueltas de San Antón, año 1954

Antiguamente se enjaezaban las bestias para la ocasión con los mejores aperos y adornos de colores, y se embellecían con trabajos artísticos que sobre ellas "labraban" los esquiladores, dibujando con sus tijeras autenticas filigranas sobre los lomos de las mulas y burros. A este respecto se organizaba un concurso , que solía ser reñido, en el que se premiaba el mejor trabajo de los hechos por los esquiladores.



Mulas preparadas para "la vueltas"

Para asistir a "las vueltas" habia orgaceñps que se disfrazaban, formando  una especie de comitiva carnavalesca que acompañaba al desfile de los animales. Una de las coplas propias del día, que refleja el ánimo festivo de la ocasión,  dice así:

"San Antón como era viejo
tenía barbas de conejo
y su abuela Catalina
las tenía de gallina".


Bestias engalanadas y orgaceños disfrazados

En tiempos pasados, en la fiesta de San Antón, un cerdo de corta edad, donado por algún vecino, pasaba a ser propiedad común del pueblo, que se sentía responsable de su cuidado y alimentación. El animal deambulaba todo el año por las calles y visitaba las casa en las que le daban de comer, recogiéndose por la noche en el Hospital. Al año siguiente el guarro era subastado en la fiesta del Santo, después de la misa. Era conocido como el "guarro de San Antón".
Era muy característica su suciedad, ya que se revolcaba en los chorreros, charcos y lodazales, entonces abundantes. Esta imagen del animal sucio y deambulante ha permanecido en el lenguaje de los orgaceños, haciendo referencia a él cuando se quiere reprochar a alguien su falta de aseo, diciéndole «eres más sucio (o más cerdo") que el guarro San Antón» o frases similares.

En la actualidad las vueltas, que han perdido su carácter agrícola-ganadero, han retomado vitalidad y son abundantes los caballos y animales de compañía que acuden a la cita anual con el santo cuando llega la fiesta de San Antón.

 

 
Vueltas de San Antón en la actualidad
Fotos: Santiago Gómez, 2022


 

Anterior
Anterior
 
Siguiente
Siguiente

Creative Commons License Los contenidos de esta web estan bajo una licencia de Creative Commons .

Creación: octubre 2000 / Última modificación: febrero 2022