Villa de Orgaz> Vida y costumbres > Folklore > Fiestas

Villa de Orgaz

FOLKLORE

Fiestas

San Antón
La Candelaria (Arisgotas)
Carnavales
Los quintos. Romería de Villaverde
Semana Santa
La quema de Judas
Ferias y fiestas del Cristo de la Fe (Arisgotas)

Fiestas de la Primavera
Fiesta de Santa Rita
Corpus Christi
Noche de San Juan
San Cristóbal
Ferias y fiestas del Cristo del Olvido
Virgen del Soccorro


San Antón

Fecha de celebración: 17 de enero

San Antón es el patrono de los animales, y siendo Orgaz un pueblo agrícola y ganadero, necesariamente la celebración de su fiesta ha sido siempre importante.

La víspera del día 17 de enero, festividad de San Antonio Abad,  se  encienden en los barrios  de Orgaz las llamadas “luminarias”, que son fogatas de leña y trastos viejos. Es costumbre que los vecinos hagan y coman las típicas migas.

En la plaza del pueblo, el Ayuntamiento colocaba cargas de leña suficientes para encender la luminaria más grande.

Una de las coplas propias del día, que refleja el ánimo festivo de la ocasión,  dice así:

"San Antón como era viejo
tenía barbas de conejo
y su abuela Catalina
las tenía de gallina".

El día del santo, cuya imagen se venera en el templo parroquial, colocado el Sr. Cura delante de la iglesia, se bendicen piensos y animales (algunos se han esquilado artísticamente y enjaezados para la ocasión), y a continuación la comitiva del reino animal hace un recorrido festivo por las calles del Barruelo, El muro, Campana, Alonso del Pozo y la Plaza, lo que se conoce como las "vueltas de San Antón".


Bendición de piensos y animales

Antiguamente se embellecían las bestias con trabajos que hacían los esquiladores, dibujando con sus tijeras autenticas filigranas sobre los lomos de las mulas y otros animales.  Y se disfrazaban los orgaceños, formando  una especie de comitiva carnavalesca que acompañaba al desfile de los animales.


Bestias engalanadas y orgaceños disfrazados



Mulas preparadas para "la vueltas"

En tiempos pasados, en la fiesta de San Antón, un cerdo pequeño, donado por algún vecino, pasaba a ser propiedad común, y como tal deambulaba todo el año por las calles y era alimentado por todos, recogiéndose por la noche en el Hospital. Al año siguiente el guarro era subastado en la fiesta del Santo. Era conocido com el "guarro de San antón"

En la actualidad “las vueltas” han retomado vitalidad y son muchos los caballos y otros animales que acuden a la cita anual cuando llega la fiesta de San Antón.

 

Anterior
Anterior
 
Siguiente
Siguiente

Creative Commons License Los contenidos de esta web estan bajo una licencia de Creative Commons .

Creación: octubre 2000 / Última modificación: