Villa de Orgaz > Orgaz en los textos > Rimas populares

Villa de Orgaz

ORGAZ EN LOS TEXTO
Rimas y prosa populares

La Mona del caño

Maria Antonia Martín Macho, 1989

 

En su destierro escuché
llorar a la «Mona el Caño»
y al preguntarle porqué
me habló de su desengaño.

Hubo un tiempo en que su imagen
era casi la de un santo
frecuentada noche y día
por mozas niños y ancianos.

Me contó tiempos peores
en la escasez y secano
cuando por un poco de agua
peleaban los humanos
y durante horas y horas
aguardaban con desmayo
para pagar su tributo
y poder llenar su cántaro.

Me decía que las mozas iban
por agua a su caño
a la caída de la tarde
a ver a su enamorado.

Me recordaba de antaño
los corros del gaznatillo
gañanes y mayorales
artistas y señoritos
unos van por un jornal
y otros van por un respiro.

Me decía que en la feria
encantada se sentía
con la música en el quiosco
con toda la algarabía
los pasos de alabarderos
con sus idas y venidas
y en la procesión del Cristo
con el juego de bandera
delante, se estremecía.

Me contaba que en invierno
con el hielo y las nevadas
se le atascaban los caños
y no daba gota de agua.

Lo niños eran amigos
siempre alrededor jugando
y más de uno al beber
del pilón iban abajo.

Sonriendo divertida
recordaba al forastero
que le daban chapuzón
por no pagar su «atadero».

Pero sucedió que un día
alguien hizo un plan moderno
y la «Mona» con sus caños
no encajaba en el planteo
La arrancaron de su sitio
y la llevaron tan lejos
sin agua, gente ni cántaros
sin mozas niños ni viejos
y la dejaron tan sola
como si fuera un destierro.

Así yo también lloré
de ver a la «Mona el Caño»
tan erguida como siempre
pero seca, y sin sus caños.

 

Puedes ver información sobre la Mona del Caño AQUÍ

Volver a Personajes
Volver a la seccion "Rimas populares"

Creative Commons License Los contenidos de esta web estan bajo una licencia de Creative Commons .

Creación: enero 1990 / Última modificación: