Villa de Orgaz > Patrimonio históricos > Restos arqueológicos > Postes de Juanelo

Villa de Orgaz

RESTOS ARQUEOLÓGICOS

Postes de Juanelo

 

 
Busto de Juanelo Turriano
Museo de Santa Cruz. Toledo
 

Guiannello de la Torre, llamado Juanelo, fue un ingeniero italiano (Cremona, c.1501-Toledo 1558) que llegó a España en 1525 como relojero de Carlos V y permaneció al servicio de Felipe II. Construyó, entre otros,  un famoso ingenio para subir el agua del río Tajo al Alcázar de Toledo, que elevaba el agua a una altura de cerca de cien metros, altura hasta entonces no conseguida. Sus obras se han perdido, si bien perviven historias referentes a este artífice que conquistó la imaginación popular y que acabó convirtiéndose en personaje legendario.


En una cantera de Orgaz

Entre las muchas canteras de granito existentes en Orgaz, como recoge en el año 1848 Pascual Madoz en su Diccionario, "se encuentra la de donde se sacaron los magníficos postes llamados de Juanelo, porque este grande hombre los movía y conducía a Toledo, sin otro auxilio que el de una hija suya, á pesar de que son unas columnas de 75 pies de largo y 5 de diámetro". (1)

En 1890 el profesor D. Simón Viñas Rey, que llevó a cabo investigaciones en Orgaz, "vio una columna ya terminada que tenía aproximadamente 10 metros de larga y cinco de circunferencia y otra arrancada de la cantera, pero sin labrar, y doce más señalizadas en la inmensa roca para cortarlas". (2)


En la actualidad puede contemplarse la misma cantera en la finca de Fuente Techada, en Villaverde, que fue propiedad del conde de Malpica en el siglo XVII y del conde de Torrecilla en el XX. Está situada cerca del nucleo urbano de Sonseca, lo que ha hecho que históricamente los sonsecanos hayan disfrutado y sentido más suya la cantera y sus cantos (3).
Es de lamentar el deplorable estado de conservación de la cantera y su entorno, que en la práctica está convertido en un vertedero.

Actualmente permanece en la cantera sólo esa pieza arrancada pero sin labrar que refería Simón Viñas, junto a algunas piezas menores. Se la conoce como la "correa". En repetidas ocasiones las autoridades de Orgaz han pretendido trasladar la "correa" al núcleo urbano, siendo la última en un pleno municipal celebrado en el año 1987, sin que se llevara a cabo, tal como se recogió en la prensa del momento: El canto de Juanelo no bajará al pueblo (La Voz del Tajo, 02-01-87).

Orgaz. Cantera de Juanolo Orgaz. Cantera de Juanolo
Orgaz. Cantera de Juanolo Orgaz. Cantera de Juanolo
Orgaz. Cantera de Juanolo
Villaverde. Restos de las canteras de Juanelo en Orgaz.  La "correa"
(Fotos:Jesús Gñomez 2014)


Los cuatro " juanelos"

La columna cilíndrica labrada, que cita D. Simón Viñas Rey, se encuentra en la entrada del Valle de los Caídos junto a sus otras tres hermanas, que sacadas de la misma cantera pasaron largos años tiradas en el término de Nambroca.

Los postes de Juanelo ubicados en la entrada del valle de Cuelgamuros en la sierra madrileña. Foto: Ada Maesso

Estas cuatro columnas, conocidas popularmente como " Cantos de Juanelo" o simplemente "Juanelos", son cuatro cilindros de granito labrados en una sola pieza que tiene 1'50 metros de diámetro y 11 metros de altura, pesando cada uno 52 toneladas. Con motivo de la construcción franquista del Valle de los Caídos en la postguerra española,  fueron trasladados al Valle de Cuelgamuros en la sierra madrileña. Desde la puerta de entrada al recinto, una carretera conduce hasta una gran explanada en la que se ubica la basílica del Valle de los Caídos. A medio camino entre la entrada y la explanada, el viajero se encuentra con cuatro grandes monolitos cilíndricos de granito. Son los que se labraron en Orgaz,  en el siglo XVI.

Origen de los " juanelos"

Está muy extendida la afirmación de que estos postes se hicieron por encargo de Juanelo para servir de contrapeso en el artilugio que estaba instalando en el Tajo para subir agua a la ciudad de Toledo, tal escribió Madoz, otros dicen que estaban destinados a servir de soporte de un palacio que se iba a construir sobre el rio Tajo en Aranjuez, etc. (4) .

El P. Jerónimo de la Higuera (1538 -1611) en su Historia Eclesiástica de la Imperial Ciudad de Toledo (5) escribió una increíble vida de Santa Quiteria, que según la tradición fue martirizada en Marjaliza y enterrada en la ermita de San Pedro de la Mata. En ella se facilitan algunas informaciones relativas a Arisgotas en las que se hace una referencia a los Cantos de Juanelo de la siguiente forma:

“Tiene sierras fertilissimas, y vegas muy buenas para ganados, y cerca está una hermosa dehesa que dizen Fuente Techada de don Pedro de Ribera, Sr de Malpica, en las quales estan las tres memorables colunas que hizo Villalpando por mandato de su magestas. Que son de las mejores que se hallan en España. Tienen 25. pies de largo y doce de ancho.” (fol. 95v.)

Esteban de Garibay (1533-1600), Cronista del Reino, que residió en Toledo y fue coetáneo de los hechos, nos informa del origen de estas columnas, cuando escribe sobre la construcción de la escalera principal del Alcázar de Toledo, con motivo de las reformas que se llevaron a cabo en la fortaleza toledana por orden y con las directrices que diera el propio Felipe II desde Valladolid en 1553. Al frente de las obras se encontraba Francisco de Villalpando, quien descubrió  una  cantera de piedra berroqueña en la Dehesa de Villaverde, y mandó  sacar cuatro grandes columnas redondeadas y algunas piezas más para la referida escalera. Las piedras que se labraron fueron tan admirables por su magnitid que el mismo Felipe II vino a Villaverde a comtemplarlas .

He aquí la información de Garibay citada por Llagunero y Ceán Bermúdez (6):

En el Diccionario geográfico de España (Siglo XVIII) de Tomás López en la reseña correspondiente a la población de Arigotas se lee:

"Tiene este lugar un pedazo de Monte que se está repoblando de encina y una Dehesa que llaman de Fuentetechada en la que estan los celebrados Postes de Juanelo".(7)

Nicolás Magán, en 1848, después de transcribir la misma cita de Garibay, comenta:

"Estos postes ó cantos son los tan celebrados postes de Juanelo, admiración de cuantos los ven, y sobre cuyo orígen se dicen hartas vulgaridades" (8)

El mismo Garibay nos informa de que por haberse cambiado de parecer en la traza de la escalera, las columnas quedaron en la cantera a la espera de otro destino. Y aquí es donde entra en juego Juanelo Turriano, que por la misma época estaba realizando obras encargadas por el Rey en Toledo, Madrid y Aranjuez. Se piensa que fue él quien ordenó trasladar las columnas a alguno de estos lugares, sin que el traslado se culminara ya que tres postes llegaron sólo hasta la vecina población de Nambroca y un cuarto no llegó a salir de Villaverde.

Quizas de esta epoca proviene la copla (9) que aún se recita en Orgaz:

Los cantos de Juanelo
ya van andando,
llegarán a su sitio, 
¡Dios sabe cuando!

Así que tres de los cantos de Juanelo reposaron durante siglos acostados en un prado de Nambronca junto al camino de Sonseca, sin que sepamos cómo llegaron hasta allí, y por qué no siguieron su camino, y un cuarto permaneció en la propia cantera de Orgaz (el que Simón Viñas vió en 1890), hasta que les llegó el momento de su traslado a su actual emplazamiento en el año 1949 por mandato de Franco.

En cuanto a las otras piedras no redondeadas, no sabemos el destino que tuvieron. El Sr. Parro en su Toledo en la mano supone que serían reutilzadas en otras construcciones:

"... en cuanto a los otros cuatro cantos no redondeados, es probable que posteriormente los hayan ido deshaciendo los canteros del pais, para aprovecharlos en piezas pequeñas de que habran necesitado." (10)

Traslado al valle de Cuelgamuros

   
camionPoste cargado en un camión Reo
 
 
camionEl traslado produjo expectación
 

 

 
traslado de uno de los postes de















Uno de los postes de a su paso por Toledo
 
.
 

Daniel Sueiro nos relata de forma gráfica cómo se hizo el traslado:

"Para proceder a su traslado desde Nambroca a Cuelgamuros se montaron unas plataformas de transporte que hubieran admirado hasta al propio Juanello Turriano. Uno a uno, sucesivamente, los gigantescos monolitos fueron dispuestos como en el aire sobre estas plataformas, sostenidos por un artificio de cables de acero, que se tensaban a conveniencia, para impedir que las piedras se apoyaran en ningún momento en el suelo del transporte, lo que podía equivaler a su rotura en cualquier vaivén o bache de la carretera. La plataforma estaba articulada o montada en un camión marca «Reo», de los utilizados por las fuerzas norteamericanas para el transporte de tanques.

Todos los vehículos de la aparatosa expedición llevaban inscritas a los costados las letras ATE, iniciales del Aeropuerto Transoceánico Español de Barajas, que en aquel momento se estaba construyendo, porque fueron las autoridades militares de este aeropuerto las que se encargaron de la operación, al mando del coronel Servet, jefe de obras del mismo, hoy fallecido. A los vehículos que transportaban los monolitos se les adaptaron ruedas de avión, en número de veintidós, que la marcha del convoy iba destrozando a cada paso. Entonces se levantaba el vehículo con su carga mediante cuatro gatos hidráulicos especialmente dispuestos y del coche de aprovisionamiento de neumáticos y ruedas, que seguía al de la carga, se sacaba lo necesario para el cambio. Otros camiones de gran potencia templaban la marcha del que llevaba el Juanelo tirando hacia arriba de él en las cuestas o aguantando el desboque en las pendientes.

La expedición de transporte de los Juanelos avanzaba unos diez o quince kilometros diarios, y a su paso por las diversa poblaciones era un verdadero espectáculo.

El conductor del camión sobre el que viajaban los Juanelos, uno a uno, era el cabo Fidalgo, y el del que llevaba las ruedas de repuesto, Joaquín Vidriales, hoy conocido en los medios radiofónicos y televisivos por su trabajo en el doblaje de las voces de Fernández y del abuelo de Heidi.

El primer Juanelo fue depositado al Valle el 28 de septiembre de 1949, Y poco después fueron llegando sucesivamente los otros tres. Al principio habían pensado colocarlos a la entrada de la cripta, pero a Franco no le gustó el emplazamiento. Los llevaron entonces a la misma entrada del recinto del Valle, en el cruce de la carretera de Guadarrama con la que da acceso a Cuelgamuros. Pero el Caudillo desechó también el lugar, e indicó que eligieran mejor para cuando fuera a hacerse la próxima tentativa.

Y por fin fueron colocados en el sitio en que hoy siguen, en el paraje llamado Buenavista, un altozano desde el que se divisa la entrada de la cripta y el conjunto del risco de la Nava. El 2 de septiembre de 1953 es puesto en pie el primero de los Juanelos, el 23 el segundo, y los días 11 y 20 de octubre siguientes los otros dos. Alguno de ellos se levantó en presencia de Franco, y ante su atenta mirada vigilante." (11)

El NODO, noticiario del régimen, dió la correspondiente noticia de este traslado bajo el título "Piedras históricas" en un documental, fechado el 17 de octubre de 1949, que la Filmoteca Nacional (12) difunde, lamentablemente sin sonido:


"Piedras Históricas". NODO Nº 354B, 17-10-1949
( Edición sin audio: el audio original está deteriorado o se ha perdido
)
Este vídeo ha sido tomado de www.rtve.es

El periódico ABC también se ocupó del traslado de los juanelos, informado de la partida y llegada del primero de ellos:

   
   

ABC , 29-09-1949, p. 9

 


Postes de Juanelo
Orgaceños posando delante de los postes de Juanelo


 

La orgaceña Victoriana Cuevas, en sus "Cuentos para una democracia", incluyó un relato titulado " Los postes de Juanelo", que puedes leer AQUÍ



En estos tiempos que corren, en que se habla de Recuperación de la Memoria Histórica, y se está pensando en la reconversión del Valle de los Caídos, y dado que son pocos los restos que nos quedan de la obra de Juanelo, sería un buen momento para el regreso de los Juanelos a su tierra de origen. ( Ver: RODRIGUEZ NUÑO, Vicente: El Valle de los Caidos y "los juanelos".- En Cartas al Director. El Pais, 17-04-2005).

 

Sobre el Valle de los Caídos

 

La verdad oculta del Valle de los Caídos
eldiario.es, publicado el 11 mar. 2017

 


JIMÉNEZ VILLAREJO, Carlos: Ultraje a la democracia.-- El País, 4 jul. 2018

 

Más información sobre Juanelo

 
Animación en 3D del Artificio de Juanelo Turriano
Fundación Juanelo Turriano

 

_______________________________________________

(1) MADOZ, Pascual: Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar.- Madrid 1845-1850

(2) MARTIN SALAMANCA,Santigo: Los Postes de Juanelo.- En El sustanciero, 12, 2005, p. 9

(3) Cantos de Juanelo.-- En BALLESTEROS PECES, Manuel: Memorias y curiosidades de la Historia de Sonseca.-- Sonseca: Ayuntamiento,  1994, pp. 48-50

(4) Vease a título de ejemplo, la interpretación que daba una guía turística francesa de 1879 insertada en la información sobre la linea ferrea Marid-Badajoz: ROSWAG, Alphonse: Nouveau guide du touriste en Espagne et en Portugal. Itinéraire artistique. -- Madrid : J. Laurent, 1879

(5) HIGUERA, J. R. de la: Historia Eclesiástica de la Imperial Ciudad de Toledo, y su Tierra. Manuscrito.— En Biblioteca Nacional, MSS 1285-1293
La obra se consta de siete tomos. El libro 5, que contiene la historia de Santa Quiteria, se encuentra en el tomo segundo [signatura MSS 1286]

(6) LLAGUNO Y AMIROLA, Eugenio y CEÁN BERMÚDEZ,  Juan Agustín: Noticias de los arquitectos y arquitectura de España desde su restauración.- Madrid: Imprenta Real, 1829, Volumen 2, pg.59

(7) LÓPEZ, Tomás: Diccionario geográfico de España : Toledo (I) [Manuscrito].—Toledo, Siglo XVIII.—En Biblioteca Nacional, Signatura: MSS 7308

(8) MAGAN, Nicolás: El Alcázar de Toledo.—En Semanario pintoresco español, 19 de marzo de 1848, p.90

(9) El cronista de Aranjuez, Ángel Ortiz Córdoba  en su libro "Palacio, Plazuela y Cerrillo. Dimes y diretes de Aranjuez" presenta como leyenda que los postes de Juanelo salieron de la cantera camino del Real Sitio de Aranjuez para, hincados en la ribera del Tajo, sostener el Real Palacio que se iba a construir. Y   aporta una versión matizada de la copla :  "Los postes de Juanelo ya van andando, llegarán al Sitio sabe Dios cuándo".
En el mismo sentido se expresa el cronista de Orgaz Juan Moraleda y Esteban en este artículo: Cantares populares de Toledo .—Toledo: Imp. de Lara,  1889

(10) PARRO,Sixto Ramón: Toledo en la mano, ó Descripción histórico artísticade la magnífica catedraly de los demáscelebres monumentos.- Toledo: Imprenta y libreia de Severiano López Fando, 1857. Tomo  I, p. 562

(11) SUEIRO, Daniel: El Valle de los Caídos : los secretos de la cripta franquista.- Cerdanyola : Editorial Argos Vergara, 1983, 2ª ed.

(12) En la Filmoteca Nacional existe un documental sobre el traslado de los Juanelos dirigido por Sabino Antonio Micón, titulado Los Juanelos.- Fechado en 1950,  su duración son 11 minutos y la locución es de  Matías Prats. Posiblemente este video sea parte del documental de Micón.
Ver ficha del documental en
IMDB

Creative Commons License Los contenidos de esta web estan bajo una licencia de Creative Commons .

Creación: octubre 2002 / Última modificación: