Villa de Orgaz > Patrimonio hist�ricos > Restos arqueol�gicos > Restos árabes

Villa de Orgaz

PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

Restos árabes


Tristemente son muy pocos los restos que se conservan de la época de la presencia árabe, en contraste con el auge que la población tuvo en aquellos siglos. Son tres los elementos que tenemos documentados de esta época.

Alcazaba y torre desaparecidas

Durante la época árabe tuvo Orgaz un gran apogeo, siendo testimonio y consecuencia de este bienestar el hecho de que los árabes dotaron a la población de una alcazaba con gran torre en su centro, y de murallas que cerraban su perímetro, dotadas de rastrillos, para la defensa de los asedios cristianos.

El historiador andalusí Ahmad ibn Muhammad al-Razi (887 - 955), conocido como el moro Rasis , es el autor, entre otras obras, de la Historia de los reyes de Al-Ándalus (Ajbār mulūk Al-Andalus) , que en la traducción castellana lleva el título de  Crónica del Moro Rasis. En la primera parte de esta obra hace una descripción geográfica de la región toledana, donde aparece mencionado «el castillo que llaman Orsa» . El señor Gayangos, en el estudio que hace de esta obra dice que Orsa  (u Oria como aparece en algún otro escrito)  «parece ser Orgaz». Quiere esto decir que ya en el siglo X, en que debió de escribirse el original de Al-Razi, habría existido una fortificación en Orgaz, situada al pie de la ruta de Toledo a Córdoba. (1)

En las Relaciones de Felipe II, el párroco Berico, en el año 1576, alude a una torre antiquísima ubicada en la plaza de Orgaz, que por la descripción referida imaginamos robusta y bella, que muy bien podría ser la misma de la que hablaba el Moro Rasis. Dice Berico:

"Hay dentro de los muros en la plaza una torre, la cual en su manera parece antiquísima, está fabricada de piedra berroqueña y cal, tiene de grueso el muro della doce pies, está muy arruinada, tiene treinta varas de larga y treinta de hueco, las puertas que tiene han sido rompidas de nuevo porque no tenga la dicha torre puerta alguna a la tierra y suelo della. " (2)

Torre Tolanca
Torre Tolanca. Sonseca (Toledo)

Existe constancia documental de que en la segunda mitad del siglo XVIII esta torre seguía en pie en la plaza de Orgaz, por la respuestas que nuestra villa envió al interrogatorio del geógrafo Tomás López, en las que encontramos esta información:

 “Tiene en la plaza una torre y fortaleza de piedra berroqueña, la qual mide 30 varas de largo y trece de huecho, y el grueso de su muro es de 12 pies, la cual está muy arruinada.” (3)

Si bien este texto, del que desconocemos su autor y su fecha,  no aporta datos nuevos sobre la torre, sirve para indicarnos que la atalaya, aunque en estado ruinoso, permanecía en pie en el año 1766. En este año , Tomás López envió su interrogatorio a todas las poblaciones de España con objeto de recabar datos para redactar un Diccionario geográfico de España, por lo que la respuesta orgaceña debió redactarse en ese año o posteriores.

Con estas breves descripciones que acabamos de transcribir, podemos deducir  que podría tratarse de una torre defensiva de planta rectangular, de unos 23 x 10 metros, o cuadrada de 23 x 23 m. según Berico, y gruesos muros de casi 3 m. de grosor.  Su altura podría ser de unos  15 metros. Originariamente tenía la entrada en alto, para dificultar el acceso en caso de asedio, y posteriormente se le abrió una puerta a ras del suelo tal como indicaba el cura Beríco:  “las puertas que tiene han sido rompidas de nuevo porque no tenga la dicha torre puerta alguna a la tierra y suelo della

El arqueólogo J.M. Rojas establece similitudes de esta torre orgaceña desaparecida con la torre Tolanca que se conserva en Sonseca, en sus dimensiones y en su utilidad::

Si tenemos en cuenta que el pie mide unos 28 cm., y la vara castellana unos 77 cm., las medidas coinciden con las de Tolanca, además del tipo de construcción y la ubicación de la puerta. Aun así, no debemos olvidar que la calzada que atraviesa el antiguo puerto de Orgaz pasa también por el mismo pueblo, por lo que su función sería la misma que la de la Torre Tolanca, es decir vigilancia y control de dicha vía de acceso directo a Toledo" (4)

Desconocemos en qué momento desapareció la torre árabe cuyos restos, como hemos dicho, aún pervivían en la plaza de Orgaz el año 1766, plaza cuya remodelación se acometió en los años siguientes.

De la alcazaba lamentablemente no tenemos noticias. Pensamos que sería destruida con la ocupación cristiana de la localidad, cuando se remodela el centro de la población y se construye la originaria iglesia parroquial.


Murallas

En cuanto a las murallas tenemos igualmente el mismo testimonio escrito en el año 1576, por el párroco Berico:

"Está cercada la dicha Villa de una muralla de tierra de anchor de cinco pies y de seis varas de altor aunque por muchas partes está caída la dicha cerca." (5)

Jean-Pierre Molenat hablando de la importancia de las villas en la Baja Edad Media, cuando estudia su morfología hace alusión a los recintos de las ciudades fortificadas y confirma la existencia de la muralla de Orgaz:

Por regla general , el recinto fortificado existe solamente en las poblaciones semi-urbanas, ya erigidas en villas … Este es el caso de Santa Olalla … Igualmente existen murallas en los siglos XIV y XV en Maqueda, Orgaz, Illescas, Casarrubios del Monte, Escalona, todas localidades señoriales y cabeza de circunscripciones territoriales …
Aunque no haya podido consultar algún documento medieval donde se haga alusión a la muralla de Orgaz, la existencia del cerco de la localidad en la Baja Edad Media no ofrece ninguna duda, es perfectamente legible sobre los mapas actuales y en las fotografías aéreas.
(6)



Casco urbano de Orgaz
Casco urbano de Orgaz. Trazado y puertas de la muralla

 

De aquellas murallas nos quedan pocos restos, si bien podemos seguir con facilidad su trazado por la Ronda, recorriendo un circuito casi circular o en forma de almendra, que marca el perímetro del casco antiguo de la población, hoy declarado Bien de Interés Cultural.

 Puerta deToledo en Orgaz   Puerta de Yébenes en Orgaz
Puerta deToledo
 
Puerta de Yébenes


Son dos las puertas de la muralla que, como testimonio, han llegado hasta nuestros días: El Arco de Belén (que fue la Puerta de Toledo) y el Arco de San José (que fue la Puerta de Yébenes); la Puerta de Mora desapareció, pero ha quedado su recuerdo en el callejero. Lo mismo ocurre con la Puerta de San Martín, que debió estar situada al final de la calle del mismo nombre.

Esta Puerta de San Martín y la Puerta de Yébenes son citadas por Francisco Martín Luengo en su biografía, terminada de escribir en el año 1656, cuando nos relata cómo su confesor un día al salir de la iglesia le llevó a dar un paseo por el campo: 


“ […] Llevóme hasta salir a la Puerta de Yébenes, y en el banco de un herrador que estaba junto a ella me senté, […] llevóme por fuera del lugar dando vuelta por todo el cerro que llaman la cañada de  de Pedro Grueso hasta llegar al camino de Marjaliza […] y anduve hasta la Puerta de San Martín en donde me volví a sentar rendido, desde allí vinimos a mi casa […]  (7)

 

La torre de Orgaz

Más arriba hemos hablado de una torre que existió en lo que hoy es la plaza de Orgaz. Está documentada la existencia de otra fortificación, posiblemente de origen musulmán, situada en el término de Orgaz, pero fuera de su casco urbano, con misiones de vigilancia, como tantas otras que existían en la zona. No quedan restos materiales de esta torre ni se conoce el lugar exacto en que estuvo.

En 1217 el Papa Honorio III, en un escrito (8) en el que confirma varias posesiones del Arzobispo de Toledo,  hace  mención a la “Turre de Orgaç”  como una de las propiedades que la Iglesia tenía en los Montes de Toledo.

Algunos autores, como J.P. Molenat y otros, coinciden en situar esta fortaleza de Orgaz lejos del actual núcleo urbano y, por supuesto, sin relación alguna con el castillo señorial actual, ya que la citada torre estaba probablemente sobre alguna elevación de la Sierra de los Yébenes y orientada al control del valle del Algodor:

"Cette tour d'Orgaz debrait se situer, non à l'emplacement du bourg actuel et du chàteau, mais dans la sierra, à proximité du col, d'où la vue s´etend sur la vallée de l'Algodor.” (9)

Esta fortaleza como otras existentes en los Montes de Toledo servian de observatorio para prevenir el acercamiento a la ciudad de Toledo y defenderse de los ataques del emirato y califato de Córdoba, tal como afirma J.M. Rojas hablando de la torre Tolanca de Sonseca:

"... sólo nos resta, por un lado confirmar la misión que le asignábamos anteriormente, cosa que no resulta difícil al comprobar que la ciudad de Toledo vivió bastantes periodos de tiempo de rebeldía y lucha contra el emirato y califato de Córdoba. Esta situación lleva a la ciudad del Tajo a tomar una serie de medidas encaminadas a su defensa, no solo de la propia ciudad, sino a organizar un cinturón de baluartes-observatorios a lo largo de una línea de puntos paralelos a la ladera N. de la cordillera central de los Montes de Toledo (ver mapa), como ya hemos dicho, con el fin de controlar todos los posibles pasos naturales, para que el enemigono cayera por sorpresa sobre Toledo. Este sistema de baluartes estaría formado por el importante Castillo de Mora y la torre que hubiera en Ventas con Peña Aguilera (y que no aseguramos que sea la llamada "de los moros"), además de la torre Tolanca, la de Almonacid y otra, al menos, que existió en la que es hoy la plaza de Orgaz..." (10)

Mapa fortificaciones
Mapa de fortificaciones.- J.M. Rojas (9)

Cabe la duda de que la “Turre de Orgaç” citada en la bula de Honorio III, que Molenat sitúa fuera del casco urbano, sea la que existía en lo que hoy es la plaza de Orgaz , y que aparece en las en las Descripciones de Felipe II . Jean-Pierre Molénat, gran conocedor de la historia de la zona, sitúa claramente la torre en la sierra, y por tanto la distingue de la torre que aparece en las Descripciones de Felipe II , que sin duda Molenat conocía .


________________________________________________________________

(1) Crónica del moro Rasis.— En GAYANGOS Y ARCE, Pascual de: Memoria sobre la autenticidad de la Crónica denominada del moro Rasis.- En Memorias de la Real Academia de la Historia. Tomo VIII ,1852, pp. 49-50.

(2) VIÑAS, Carmelo; PAZ, Ramón: Relaciones histórico-geográfico- estadísticas de los pueblos de España hechas por iniciativa de Felipe II : Reino de Toledo : Segunda parte [3 vol.] .- Madrid : Instituto Balmes de Sociología; Instituto Juan Sebastián Elcano de Geografía., 1963 , pp. 195-198

(3) Diccionario geográfico de España de Tomás López. Toledo (II).-- Biblioteca Nacional de España. Manuscritos , MSS 7309, folio 318v320

(4) ROJAS, J.M.: Sonseca: La torre Tolanca.--En Estudios Monteños, nº 35,1986 , pp. 4-11

(5) VIÑAS, Carmelo; PAZ, Ramón: Relaciones histórico-geográfico- estadísticas de los pueblos de España hechas por iniciativa de Felipe II : Reino de Toledo : Segunda parte [3 vol.] .- Madrid : Instituto Balmes de Sociología; Instituto Juan Sebastián Elcano de Geografía., 1963 , pp. 195-198

(6) MOLÉNAT, Jean-Pierre: Campagnes et Monts de Tolède du XIIe au XVe siècle.-- Madrid: Publications de la Casa de Velázquez , 1997, p. 534-535

(7) Francisco JIMÉNEZ RODRÍGUEZ, Isidoro:  Vida del venerable Francisco Martín Luengo.- Orgaz : Autor-editor de obra propia,1985

(8) Letrán, 9 Febrero 1217. Bula inédita de Honorio III, confirmando al arzobispo Don Rodrigo la posesión de Villamuelas, Cierva luenga y Villapalomas.-Liber privilegiorum ecclesie Toletane, fol. 930..—En FITA, Fidel: La Guardia, villa del partido de Lillo, provincia de Toledo. Datos históricos. Madrid 23 de Septiembre de 1887 .— En Boletín de la Real Academia de la Historia, Tomo 11, noviembre 1887, pp. 380-382.

(9) MOLÉNAT, Jean-Pierre: Campagnes et Monts de Tolède du XIIe au XVe siècle.-- Madrid: Publications de la Casa de Velázquez , 1997, p. 104

(9) ROJAS, J.M.: Sonseca: La torre Tolanca.--En Estudios Monteños, nº 35,1986 , pp. 4-11

(10) Ibidem

Creative Commons License Los contenidos de esta web estan bajo una licencia de Creative Commons .

Creación: noviembre 2006 / Última modificación: