Villa de Orgaz > Patrimonio histórico > Caserío > Casas singulares

Villa de Orgaz

PATRIMONIO HISTÓRICO

Casas singulares



  Sumario:
Presentación
Casa de los Nieto
Casa del Vínculo de las cadenas
Casa del Conde
Casa de la familia Vizcaiyo

Casa de los Perea-Nieto Flecha
Calle Real, nº 12
Calle Real nº 11
Plaza de la Constitucíon, 15
Casa de los Reus Cid


Casa de los Perea-Nieto
Calle Francos nº 9


El edificio que actualmente se conoce como Colegio de las monjas, en la calle Francos nº 9, formó parte en su tiempo de la casa de la familia Perea-Nieto. En el año 1880 la casa de los Perea-Nieto se partió en dos: una parte, la que  posteriormente sería sede del colegio, pasó a manos ajenas a los Perea  y  la otra parte, desde el colegio al callejón de que va de la C/ Francos al Muro,  permaneció en manos de la familia Perea.

Orgaz. Casa solariega
Casa de los Pera-Nieto.Vista aérea.-- Foto:Google Maps

De la finca primitiva se conserva la parte que después fue colegio. Es de planta irregular y dos alturas, y cuenta con un patio rectangular con columnas. Una escalera de granito da acceso a la segunda planta. La parte que permaneció en manos de los Perea se ha convertido en viviendas de nueva construcción..

En el dintel de la puerta principal del edificio se encuentra el escudo de los Perea-Nieto, labrado en granito, desde el año 1674, año en que se formalizó el matrimonio de Juan Perea con Teresa Nieto, hija de Francisco Nieto Magdaleno y nieta de Jerónimo Nieto ( protagonista del supuesto milagro de la aparición de San Francisco en la casa solariega de los Nieto).

Orgaz. Casa solariega
Foto: Ada Maesso, 2011
 
Orgaz. Casa solariega
Foto: Ada Maesso, 2011
Casa de los Perea-Nieto. Calle Francos, nº 9

Juan Perea Magdaleno heredó la casa de su padre Gaspar Perea, que a su vez la había recibido de su hermano Diego Perea Magdaleno, Comisario del Santo Oficio (que hizo testamento de 1629). Gaspar Perea dice en su  testamento refiriéndose a  su hijo Juan :

las cuales dichas casas las recibirá con las cubas y demás vasijas de vino que hubiera …” (1)

D. Ramón Perea, en su libro, Historia del apellido "de Perea" (1380-1986), nos dice que  este Juan Perea vivió en esta casa de la calle Francos “donde está el escudo de ambas familias desde 1674” (2), y nos informa de cómo, casi 200 años después, en el 1868 (3),  la  viuda de Pascual de Perea, Teresa Enríquez vendió parte de la casa (lo que hoy es convento ), pasando la otra parte (el molino, corrales y vivienda)  a Pedro Perea (bisabuelo de D. Ramón) :

 “A Don Juan – su hijo- hemos visto le dejaba el testador, las casas principales de la calle Francos, con bodega, etc. Estas casas son las que hoy [1986 ] están en poder de la familia [Perea] (molino de aceite, vivienda de Olvido), el Convento de Religiosas Claretianas, que conserva la puerta en lo que era entrada principal de la casa, probado de forma indubitada por el escudo de PEREA-NIETO, que corresponde al matrimonio D. Juan por Perea y Dª Teresa por Nieto. Esta parte noble de la casa, estuvo en la familia desde 1674 en D. Juan hasta 1868, en que D. Pascual de Perea fallece, dejando por universal heredera a su mujer Teresa Enríquez que indudablemente la enajenó, quedando en poder de la familia el molino, corrales y vivienda, exactamente lo que hoy sigue en los hermanos Perea, a través de nuestros ascendientes directos, (3)

En la primera inscripción de esta casa que aparece en el Registro de la Propiedad de Orgaz hecha en el año 1885, precisamente se narra cómo la casa fue propiedad “proindiviso” de Teresa Fernández Aceytuno y Gastero, que era monja en Guadalajara ,a quien Teresa Enríquez, viuda de Pascual de Perea, había legado (no vendido) una mitad , siendo la otra mitad de  Pedro Perea Guadalupe que la había heredado de sus padres:

“Don Pedro Perea y Guadalupe, casado, propietario, de sesenta y cinco años de edad, vecino de esta villa con cedula de empadronamiento, y Doña Teresa Fernandez Acytuno y Gastero, vecina de Guadalajara, adquirieron la finca de este número por los conceptos siguientes:
La Doña Teresa Aceytuno una parte por legado que la hiciera Doña Teresa Enriquez de Perea, la cual se halla inscrita en el tomo ciento diez y siete, libro diez y siete de Orgaz, folio ciento sesenta y seis, finca número mil ciento cincuenta y ocho,  inscripción cuarta;
Y Don Pedro Perea otra parte por adjudicación que se le hiciera como inmediato poseedor, digo sucesor, de Don Pascual Perea y Nieto, ultimo poseedor de la vinculación fundada por Don Pedro y Doña Teresa de Perea y Nieto.” (4)

Según consta en la referida inscripción registral, estos dos propietarios pactaron la división real de la finca en dos casas independientes, en un documento privado  firmado el 26 de agosto de 1880 (5). La parte perteneciente  a Teresa Fernández Aceytuno y Gastero , que era monja en Guadalajara, fue inscrita en el  registro de la Propiedad el 12 de junio de 1885.Y justamente un mes después esta  parte de la finca, el actual colegio, fue vendida a Eladio Sánchez de Castro y  Albarrán, según consta en la inscripción registral hecha el 12 de julio de 1885 (6) . La propiedad de esta casa se mantuvo en los herederos de Sánchez de Castro, hasta que fue comprada por D. Ramón Lanseros y  Garzón según consta en la inscripción registral del 22 de mayo de 1925 (7).

Colegio de niñas

  Orgaz. Casa solariega
 
Casa de los Perea-Nieto. Patio

D. Ramón Lanseros y  Garzón donó esta casa, según consta en la inscripción registral realizada el 20 de diciembre de 1927, al Instituto de Religiosas de Enseñanza de Maria Inmaculada para destinarla a sede de un colegio de niñas

“… y pensando el referido Notario, dueño de esta finca, ayudar a la educación e instrucción de la juventud femenina de Orgaz, principalmente a la desvalida, dona la finca de este número al Instituto de Religiosas de Enseñanza de Maria Inmaculada para que sirva de local al Colegio de niñas que el mencionado Instituto tiene establecido en esta villa de Orgaz, donación que acepta la Reverendísima Madre General, Patrocinio Pérez de Santo Tomás…”(8)

En cuanto a la propiedad de la casa el donante deja estipuladas unas condiciones muy claras:

"…  el donante establece que si,  por convenir así al Instituto donatario, este  decidiese clausurar el Colegio de Orgaz, ausentándose de esta villa voluntariamente las Religiosas que le regenten por más de un año, y faltando así a la condición establecida, o si se diese el caso de que el Estado la  Provincia o el Municipio, o cualquiera otra entidad de la clase que fuera en  cualquier forma o procedimiento, tratase de incautarse o se incautase de la casa donada, ésta en ambos supuestos revertirá a la entidad Prelado de la Diócesis de Toledo; amén podrá pedir amparo a los tribunales o  autoridades competentes para el cumplimiento de esta claúsula de reversión.
En caso de reversión a favor del Prelado, llegada que sea esta,  estará en el arbitrio del mismo destinar el edificio donado a los mismo o análogos fines que el donante, pudiendo cuando las circunstancias lo permitieren, destinarle a colegio regido por Religiosas del Instituto donatario o por otras, y si esto no fuese posible disponer que en dicho edificio se instale la Escuela Dominical y la Catequesis Parroquial, o bien proceder libremente a la enajenación de la casa donada, sobre todo si corriere peligro, invirtiendo el importe de la venta, a ser posible, en la obra de moralización católica que estime conveniente para el pueblo de Orgaz.(9)

El colegio de las  Madres Claretianas en Orgaz fue clausurado y, algunos años después,  la comunidad claretiana abandonó nuestro pueblo el día 13 de septiembre de 2013. Según lo dispuesto por el donante D. Ramón Lanseros. Actualmente el edificio debe ser propiedad del  Arzobispado toledano, que lo mantiene sin uso definido.
 

En la memoria que hizo D. Anselmo de la Cruz sobre los hechos trágicos provocados por la Facción Palillos en 1839, se relata cómo en esta casa los faciosos dieron muerte a un joven y se llevaron a su dueño:

“En casa de D. Pascual Perea se refugió D. Estanislao Alameda y González, joven de muy buenas prendas y de una familia honrada con muy buena fortuna, fue asesinado en una de las salas de dicha casa, se llevaron a su dueño, persona de muy distinguida familia, muy bien acomodada y querida de todos, tanto por su posición social, como por su carácter amable. Después de arrastrar un sin número de compromisos  su delicada esposa, quiso seguirle, deseaba cambiar de posición con una resignación admirable y a fuerza de ruegos y reflexiones de su esposo y algunos amigos, pudieron conseguir el que quedase al abrigo de la casa”. (10)
 

____________________________________________

(1) PEREA BRAVO, Ramón: Historia del apellido "de Perea" (1380-1986).-- Orgaz: Edición del autor, sin fecha.— Edición electrónica de Jesús Gómez, 2013, disponible en: www.villadeorgaz.es/apellido-perea.pdf, p. 17

(2) Ibidem

(3) Como veremos esta fecha no coincide con las que figuran en el Registro de la Propiedad

(4) 1885-06-12. Orgaz . Inscripción de la casa sita en C/ Francos nº 7, cuya propiedad ha sido asignada a Teresa Fern´´andez Aceytuno y Gastero, tras la división de la casa que esta  poseía en común con Pedro Perea y Guadalupe.—En Registro de la propiedad de Orgaz, Finca nº 4535,  1ª inscripción

(5) En esta división la parte adjudicada a Doña Teresa se valoró en  7.500 pts., mientras que la de Don Pedro  lo fue en 6.870 pts. Para compensar la diferencia, a Don Pedro se le adjudico parte de una huerta que estaba junto a la calle Montes:

“…  que en el veinte y seis de Agosto de mil ochocientos ochenta practicaron privadamente el padre de la citada Señora Doña Teresa, Don Pablo Fernandez Aceytuno y Perea, en virtud de la patria potestad, y el referido Don Pedro Perea Guadalupe, división material de la casa que proindiviso tenían, lo cual ejecutaron en los términos que constan en el documento privado otorgado y firmado por ambos interesados, habiendo correspondido a la Doña  Teresa Fernandez Aceytuno y Gastero la finca de este número por  valor de siete mil quinientas pesetas y la que ha tocado a Don Pedro Perea valorada en seis mil ochocientas setenta pesetas,  que en compensación de las seiscientas veinte y nueve pesetas veinte y cinco céntimos mayor valor de la parte de casa que correspondió en suerte a la Doña Teresa, sus padres Don Pablo Fernandez Aceytuno y doña  Maria de la O Gastero  dieron y trasmitieron de pleno dominio al Don Pedro Perea la mitad de la huerta que les correspondía en esta villa de  Orgaz en la callejuela de Montes. “ (1885-06-12. Orgaz . Inscripción de la casa sita en C/ Francos nº 7, cuya propiedad ha sido asignada a Teresa Fernández Aceytuno y Gastero, tras la división de la casa que esta  poseía en común con Pedro Perea y Guadalupe.—En Registro de la propiedad de Orgaz, Finca nº 4535,  1ª inscripción.)

Esta huerta podría ser la misma que vemos entre las  múltiples "tierras de regadío para hortalizas" que poseía,  un siglo antes, el presbítero Pedro Antonio Perea Nieto Magdaleno (†1759).

(7) 1925-05-22. Orgaz.  Inscripción de la casa sita en C/ Francos nº 7 a nombre de D. Ramón Lanseros y  Garzón que la ha comprado a  D. Saturio Sánchez de Rojas y Moraleda .—En Registro de la propiedad de Orgaz, Finca nº 4535,  9ª inscripción.

(9) 1885-07-12. Orgaz.  Inscripción de la compra de la casa sita en C/ Francos nº 7 realizada por Don Eladio Sánchez de Castro y  Albarrán a Doña Teresa Fernández de Aceytuno y Gastero.—En Registro de la propiedad de Orgaz, Finca nº 4535,  2ª inscripción.

(10) CRUZ, Anselmo de la:  Memoria que don Anselmo de la Cruz hace sobre las desgracias ocurridas en la villa de Orgaz un 25 de Febrero de 1839.-- Madrid-Est. Tip. de D. José Vellet, cuesta de Santo Domingo n.º-6, 4.ºpiso pral. 1851.

Anterior
Anterior
 
Siguiente
Siguiente

 

Creative Commons License Los contenidos de esta web estan bajo una licencia de Creative Commons .

Creación: octubre 2000 / Última modificación: septiembre 2016